Introducción

Dicho proyecto tiene el Objetivo de desarrollar un trabajo de estimulación multisensorial en un Centro de educación especial partiendo de la realidad del mismo: contexto físico y social, organización, horarios, profesionales y sobre todo el alumnado real al que se atiende teniendo en cuenta en todo momento las necesidades específicas y diversas de cara a dar una respuesta educativa adecuada. Así citando a algunos autores partimos de que “El aprendizaje es una experiencia sensorial no del conocimiento antes de ser consciente e intelectual”. (Mary Bolles , 2001). y que “No hay nada en el intelecto que no haya pasado antes por los sentidos”. (Guirao, 1980).

Entendemos la estimulación sensorial como cualquier entrada de información al SNC a través de nuestros sentidos. Nuestros sentidos son la primera puerta de la que disponemos para comunicarnos con el medio, para recibir información, analizarla y poder actuar con ella. Son los “activadores” de nuestro cerebro.

La Estimulación multisensorial juega un papel principal en darle forma a la estructura y funcionamiento del cerebro. Se puede pensar que el cerebro es una máquina procesadora sensorial.

La integración sensorial es la capacidad que posee el SNC de interpretar y organizar las informaciones captadas por los diversos órganos sensoriales del cuerpo; es la que convierte las “sensaciones” en “percepción” . La percepción se caracteriza por tener su origen en la interacción física que se da entre el medio y el organismo a través de los sentidos. La entrada de información sensorial constituye uno de los primeros pasos de cualquier modelo conceptual de aprendizaje.

Para llevar a cabo nuestro proyecto , nos hemos basado en el modelo natural de facilitación de la comunicación, interviniendo en contextos naturales y cotidianos a través del programa de estimulación multisensorial, así como en la estimulación basal de Andrëas Frölich, la terapia de integración sensorial de Jean Ayres y el concepto “Snoezelen”, si bien, siempre teniendo en cuenta, la realidad de nuestro centro educativo así como los profesionales que están implicados a la hora de dar la respuesta educativa adecuada a nuestro alumnado desde los diversos perfiles profesionales (PT., logopeda, A.E, Fisioterapeuta…).

Nuestra intervención se realizará en distintos ámbitos de actuación:

  • En contextos naturales y cotidianos: a través de llevar nuestro trabajo de estimulación más allá del contexto educativo, es decir, colaborando con las familias interviniendo en el contexto socio-familiar. También en las actividades complementarias y/o extraescolares en los que nuestro alumnado participe, en el entorno próximo.
  • En contextos estructurados y poco controlados: interviniendo en el contexto educativos en todos los ámbitos: en el aula de referencia, logopedia, en el comedor, en el control de esfínteres.
  • En contextos estructurados y muy controlados: a través de la sala de estimulación multisensorial (o aula multisensorial), llevando a cabo procesos de evaluación e intervención teniendo en cuenta cada perfil profesional y por supuesto cada caso concreto. Contexto que nos permite favorecer el nivel de integración sensorial en el niño o niña facilitando así los aprendizajes básicos y abriendo puertas a relaciones más significativas.

Nuestro proyecto consta de los siguientes Contenidos:

  1. Programa de Estimulación Multisensorial
  2. Sala de Estimulación Multisensorial(Aula multisensorial)

1.- Programa de Estimulaciòn Multisensorial

En el CPEE San Cristóbal venimos desarrollando un Programa de Estimulación Multisensorial, desde el curso 2003-2004, dirigido a alumnos y alumnas que presentan graves problemas de comunicación y de participación como sujetos activos en las interacciones con su entorno próximo y cercano e implicando a todos los equipos multiprofesionales del centro así como a las personas del entorno familiar del niño/a. Se trata de alumnos/as cuyas necesidades tan específicas y diversas es preciso tener en cuenta a la hora de ofrecer una respuesta educativa adecuada.

La propuesta se fundamenta en un modelo natural de la facilitación de la comunicación, cuyo objetivo es potenciar el desarrollo de los principales canales sensoriales, facilitando la interacción del niño/a con el medio, al tiempo que desarrollar la percepción de su acción sobre el medio como agente activo, todo ello enmarcado en una concepción de bidireccionalidad sujeto-medio (como emisor y como receptor).

A partir de dicha interacción nos planteamos (dado que una de las premisas del PEM es la implicación de todo el centro educativo) establecer las vías de comunicación efectiva con el niño plurideficiente como “persona activa” y no meramente receptiva en el proceso de interacción entre el niño y el medio socio-familiar y educativo.

Se parte de una intervención naturalista, en contextos naturales y cotidianos, cuyo objetivo prioritario es la mejora de la capacidad comunicativa de las personas con necesidades educativas especiales, que implicaría tanto el centro educativo como al ámbito familiar.

El Programa consta de cinco Objetivos Generales:

1. Estimulación Multisensorial para la mejor utilización de la información recibida del medio. La Estimulación sensorial es cualquier entrada de información al sistema nervioso a través de los diferentes sentidos. Pretendemos un “despertar sensorial” a partir de la propia experiencia sensorial.

2. Conocer el canal prioritario por el que recibe información así como el grado de sensibilidad a los estímulos.

3. Desarrollar en los niños y niñas la intencionalidad comunicativa para expresar sus sentimientos, deseos, necesidades, etc., y crear respuestas en su entorno que los satisfagan. Posteriormente provocar la demanda.

4. Hacerles partícipes del mayor número de vivencias posibles de su entorno escolar, familiar y social.

5. Conocer el método más adecuado para comunicarnos con el alumnado. Comunicación aumentativa.

Dichos objetivos generales se van a concretar en una serie de objetivos específicos para cada una de las estimulaciones, en concreto 7 bloques de contenido que se desarrollan a través de distintas actividades, organizadas de mayor a menor dificultad, partiendo siempre de lo más cercano, próximo, familiar y significativo para cada alumno/a.

Consta de 7 Bloques de Contenido:

  • Estimulación visual
  • Estimulación auditiva (incluye vestibular)
  • Estimulación táctil (incluye vibratoria y propioceptiva)
  • Estimulación olfativa y respiratoria
  • Estimulación gustativa
  • Estimulación psicomotriz
  • Estimulación comunicativa 

2.- Sala de Estimulación Multisensorial (Aula multisensorial)

 El objetivo principal del uso de dicha sala es aprender a Reencontrar a la persona discapacitada para intentar establecer una relación, verbal o no.

En la sala encuentran otras maneras de relacionarse con el mundo, de sentir placer, de reconocer sus piernas u ojos en un lugar de experimentación multisensorial.

Sería una combinación de estimulaciones bien organizadas en todos los ámbitos de la percepción con una intervención muy individualizada y cercana, junto con un clima o ambiente que por sí mismo y/o también con la mediación del mismo, ayudaría a una mayor promoción de las capacidades de nuestros alumnos, a su bienestar y calidad de vida.

 

Respecto a los objetivos de la Sala de estimulación multisensorial nos planteamos:

  • Desarrollar en la sala un trabajo a dos niveles:
    • Un nivel más corporal (Placer sensoriomotor, estimulación vestibular, el movimiento)
    • Aspectos cognitivos-ejecutivos (Capacidad de exploración, respuesta de orientación, atención, percepción, orientación personal, memoria, formulación y validación de hipótesis, estado psicoafectivo, rasgos de personalidad).
  • Potenciar (Entorno activo y pasivo):
    • Por un lado el movimiento, juego e interacción
    • Por otro lado, la relajación.
  • Como objetivo final favorecer su nivel de integración sensorial facilitando así los aprendizajes básicos y abriendo puertas a relaciones más significativas.

El uso de la sala con nuestros alumnos/as, valorados previamente, trabajando de una forma coordinada y con unos objetivos claramente establecidos, nos aporta una serie de beneficios como son: un mayor grado de motivación hacia el aprendizaje, una mayor aproximación al nivel real de nuestros alumnos sin requerimiento de competencia previa, un buen nivel de relajación y también de confianza y seguridad en un entorno que “él/ella” puede “controlar”; favorece la conducta exploratoria y la capacidad de respuesta de las personas ante estímulos ambientales; desarrolla los procesos básicos relacionados con la atención y concentración (atención focalizada, atención sostenida y atención dividida); se refuerzan los procesos perceptivos;

Se incide en los procesos mnésicos, entendiendo la memoria como la capacidad de registrar, retener y evocar información previamente adquirida; facilita el desarrollo del funcionamiento visuo-espacial; se trabajan aspectos relacionados con las funciones ejecutivas permite potenciar la “elección” en el alumno/a así como mostrar sus preferencias ante los distintos estímulos. Es un entorno “ideal” para llevar a cabo procesos de evaluación, de conocer mejor a nuestros alumnos/as, de tener en cuenta la “idiosincrasia” de cada uno/a de ellos/as, mediante un ambiente controlado, aislado, motivador, que aporta seguridad y además dotado de instrumentos y materiales adecuados para llevar a cabo dicho proceso. No debemos olvidar, que la sala es un instrumento de evaluación, intervención, comunicación y ocupación (relajación, apoyo motórico…).

Por último, permite situar al alumno/a como agente activo, ya que al percibirse como integrante del medio reconoce su posibilidad de manipularlo, de cambiarlo y de participar de él , no sólo de vivenciarlo pasivamente, nos permite desarrollar por tanto conceptos tales como la causalidad, la intencionalidad…Ser un ”receptor activo”, “Buscador de estímulos”… Todo lo expuesto anteriormente redunda en una mejora del estado de ánimo. Este contexto de estimulación controlado y adaptado a las necesidades de los alumnos/as permite desarrollar un concepto más positivo de sí mismo, ese “soy capaz de…”, “no puedo…” pilar fundamental para la formación individual de la personalidad.

El uso de la sala, a su vez, va a permitir el establecimiento de una serie de relaciones: usuario de la sala - ambiente y usuario de la sala- profesional . Respecto a la forma de uso la atención puede ser individualizada o en grupo reducido homogéneo, si bien, siempre hay que tener en cuenta que nuestro objetivo es “reecontrarnos” con la persona, establecer una relación, en un espacio “controlado” no sólo que así lo perciba el alumno/a, que “controla el entorno” sino que nosotros también “controlemos” los estímulos que le ofrecemos, la entrada sensorial, de cara a favorecer la integración sensorial de los mismos, por todo ello, la atención individualizada, es sin duda, la mejor forma de poder conseguirlo, o bien, con agrupamiento reducido más o menos homogéneo intentado dar esta atención individual contando con otros profesionales (logopeda y fisioterapeuta…); si bien hay que tener en cuenta cada grupo concreto.

La estructuración de la sala se ha realizado mediante rincones (zonas con funciones determinadas):

  • Espacio de acogida
  • Visual
  • Auditiva
  • Olfativa
  • Somática/vibratori
  • Oral/gustativa
  • Vestibular

En la sala se desarrollarán actividades de relajación y de estimulación (Estimulación visual, auditiva, vestibular, olfativa, oral y gustativa, vibratoria, somática, táctil- háptica, comunicativa).

Actualizado (Martes, 29 de Noviembre de 2011 14:56)