Los animales de Australia

Hace unos 55 millones de años, lo que hoy es Australia se separó de un vasto continente conocido (aquí, porque yo nunca había oído hablar de tal cosa) como Gondwana, supuestamente formado por África, Sudamérica, La India y La Antártica. Este aislamiento hizo que la vida animal y algunas plantas se desarrollaran como especies únicas, dando lugar a esta colección de extrañas criaturas que es la fauna australiana, inexistente en otras partes del planeta.¿Algunos ejemplos? 

El Koala, un marsupial que vive en peligro de extinción en los inmensos (ya no tanto) bosques de eucaliptos, se pasan el día adormilados y están superprotegidos. 

El Kangaroo (cómo no), de los que hay más de veinte especies siendo los más famosos el canguro gris (que está por todas partes, aquí en Canberra hasta en los jardines de las casas y los parques) el canguro rojo, más grande y agresivo, que vive en las zonas del interior y los monísimos Wallabies, canguros pequeñinos de las zonas más calientes y desiertos.

 El Wombat, una especie de cerdito peludo que vive en madrigueras y es un peligro en las autopistas. 

El Platypus, que nosotros llamamos ornitorrinco, un tipo con cuerpo de nutria y pico de pato, excelente nadador, sobre el que los aborígenes cuentan leyendas preciosas, que vive en los ríos en y se reproduce por huevos (¿no es increíble?).

 El Echidna, un erizo que aparece en las monedas de cinco centavos, que come insectos con su lengua pegajosa y que corre que se las pela.

 El Frill-Necked Lizard (no sé cómo se llama en español) pero es ese lagarto que cuando se enfada, se pone chulo, se levanta sobre dos patas y estira el cuello en forma de lechuga avolantada que... daría miedo si no fuera un canijo. 

En aves, la variedad es extraordinaria. Los que más abundan son las Cockatoo, Parrots y Lorikets, (loritos y cacatúas escandalosos y peleones desde que amanece) pero preciosos, de todos los colores imaginables. Y un pajarito minúsculo que canta deliciosamente llamado por su nombre aborigen el Kookaburra.

 No podemos dejar sin nombrar a los animales de peor fama de Australia, sólo porque se han comido a más de un turista despistado e inconsciente que no hizo caso a las señales de "Prohibido acampar, bañarse o salirse del camino", son los Dingos, perros salvajes (que como los lobos en Asturias, se acercan al ganado en épocas de hambruna), los Crocodiles de agua dulce y de agua salada (éstos últimos más pequeños pero más malos) y los Sharks, tiburones de todos los tamaños, terror de los surfers que a veces traspasan las redes de protección de algunas playas. 

Hay muchísimos más, todos ellos "amazing creatures" que dicen aquí y de verdad son impresionantes. Si os gusta, otro día os hablo de otros.

Olvido Suárez

 Corresponsal del Baúl en Australia

 

back.gif (3310 bytes)next.gif (3301 bytes)