CAROLINE LUCRETIA HERSCHEL


Caroline Herschel nació el 16 de marzo  de 1750 en Hannover (actual Alemania) y era hija  de Isaac Herschel y de Anna Ilse Moritzen. Caroline  fue hermana de William Herschel y sobrina de John Herschel. Su padre tocaba el  oboe en una orquesta de Hannover y aunque no había recibido una educación formal dió a sus cuatro hijos varones y a sus dos hijas una buena educación. En casa de los Herschel se mantenían conversaciones interesantes sobre música, filosofía y astronomía, pero la madre de Caroline desaprobaba que sus hijas participaran de ellas, ya que deseaba para ellas un aprendizaje en las labores necesarias para lo que entonces se consideraba una buena esposa. Caroline, sin embargo mostraba un gran interés por los temas que su madre desaprobaba y su padre sigilosamente empezó a enseñarla los conocimientos que él poseía.

Cuando en 1757 los franceses ocuparon Hannover, su padre marchó a la guerra; por otra parte su hermano Willian Herschel, con quien Caroline compartía sus inquietudes astronómicas, emigró a Inglaterra como profesor de música. Su madre entonces la envió a aprender a tejer y la mantuvo lejos de las inquietudes intelectuales de Caroline. Debido a la malformación que le produjo el tifus a los diez años (su estatura era de 1,30 m) Caroline renunció a ser independiente ya que era difícil para ella un matrimonio y se dedicó a cuidar de su padre hasta la muerte de éste. Pero cuando tenía 22 años, su hermano William la reclamó desde Bath (Inglaterra) para que atendiera su casa y ella aceptó a pesar del disgusto de su madre que veía que perdía una criada.

En Bath mientras se ocupaba del mantenimiento de la casa de su hermano recibió clases de canto y llegó a ser una destacada soprano. Pero también William era una astrónomo aficionado y ella le asistía en sus observaciones. Em pezó junto con su hermano a pulir espejos para la construcción de telescopios, y a ayudarle en su catalogación y revisión de sus observaciones, aplicando para ello los conocimientos matemáticos que había podido adquirir. En poco tiempo pasó de discípula de su hermano a colaboradora .

Cuando William descubrió en 1781 el planeta Urano, el rey Jorge III de Inglaterra le concedió un sueldo de 200 libras anuales que le permitió dedicarse plenamente a la astronomía, con lo cual también Caroline tomó esta dedicación aunque al principio no estaba de acuerdo en dejar la música. En  abril de 1786 William y Caroline se mudaron  a una nueva casa que ellos llamaron la Casa Observatorio y fue allí en agosto de ese mismo año cuando Caroline descubrió su primer cometa. Ello le valió un sueldo de 50 libras anuales por parte de jorge III, y el reconocimiento de las autoridades científicas de la época, que acogieron, con recelo unos y con admiración otros, algo tan inédito como el trabajo científico de una mujer.

Al año siguiente su hermano William se casó con Mary Pitt lo que cambió la relación entre los hermanos causando una gran tristeza  a Caroline que aunque se reunía con su hermano en el observatorio ya no compartía su hogar. Entre 1786 y 1797 ella descubrió 8 cometas y continuó durante años su labor de catalogación de nebulosas, calculando las posiciones de sus descubrimientos y de los de su hermano. Sus cálculos fueron siempre de una notable exactitud.

En 1798 envió a la Royal Astronomical Society  su Índice de Observaciones de estrellas Fijas de Flamsteed, con una lista de 560 estrellas que éste había omitido. Sus investigaciones quedaron suspendidas durante 25 años en los que Caroline se dedicó más bien a la catalogación y a la educación de su sobrino John también astrónomo y sobre el que ejerció una gran influencia. Fue invitada al Observatorio Real en 1799 y fue también invitada de la familia real en varias ocasiones durante los años 1816,1817 y 1818.

Caroline volvió a Hannover en 1822 tras la muerte de su hermano William y ya no regresó a Inglaterra.  En 1828 le fue concedida la medalla de oro de la Royal Astronomical Society  por su catálogo de 2500 nebulosas. Para esa época era ya una celebridad en el mundo científico, recibiendo visitas de los más eminentes personajes cono el propio Karl Friedich Gauss. En 1835 cuando contaba 85 años recibió el nombramiento de miembro honorario de la Eoyal Astronomical Society.

Junto con la también matemática y astrónoma Mary Somerville, fue la primera mujer en ingresar en dicha Academia. El nombramiento honorario se debió a que ser miembro de pleno derecho estaba vetado a las mujeres. Tres años más tarde fue miembro de la Royal Irish Academy, y en 1846, con motivo de su 96 cumpleaños, el rey de Prusia le otorgó la Medalla de Oro de la Ciencia.

Caroline Herschel vivió 98 años, conservando hasta entonces una salud física y mental fuera de lo común.

Posteriormente, en 1889, fue bautizado en su honor el asteroide Lucretia (segundo nombre de Caroline), y en el siglo pasado, el cráter lunar C. Herschel, al borde del Mare Imbrium


VOLVER A BIOGRAFÍAS