MARIE-SOPHIE GERMAIN


Marie-Sophie Germain nació en París el 1 de abril de 1776. Era la segunda hija  de un matrimonio burgués cultivado y su padre llegó a ser elegido diputado  en la Asamblea Nacional Constituyente nacida tras la revolución en 1789.

La biblioteca de su casa fue su refugio y allí empezó a aficionarse a los libros de matemáticas. Al parecer le causó gran impresión, al leer una biografía de Arquímedes, que  éste  por estar absorto en sus problemas matemáticos no se hubiera puesto a salvo y  entonces fuera asesinado por un soldado romano. Esta pasión matemática invadió a Sophie Germain; para estudiar debía esconderse en su propia casa ya que se enfrentaba a la oposición de sus padres que no aprobaban semejantes inclinaciones. La historia de Sophie es la de una matemática brillante que no pudo lograr su pleno desarrollo porque en sus años de formación no pudo acceder  a una educación matemática formal  y en su madurez tuvo que trabajar en solitario porque una jerarquía científica, totalmente masculina, la excluía.

Tenía 18 años en 1794, cuando se fundó la Escuela Politécnica de París. Como las mujeres no eran admitidas, la escuela Politécnica no admitirá mujeres hasta 1972, consiguió hacerse con apuntes de algunos cursos, entre ellos, el de Análisis de Lagrange. Al final del período lectivo los estudiantes podían presentar sus investigaciones a los profesores. Sophie presentó un trabajo firmándolo como Antoine-Auguste Le Blanc, un antiguo alumno de la escuela. El trabajo impresionó a Lagrange por su originalidad y quiso conocer a su autor. Al saber su verdadera identidad la felicitó animándola a proseguir sus estudios.

Al leer el "Essai sur la teorie des nombre" de Legendre y las "Disquisitiones  Arithmeticae" de Gauss , Sophie quedó impresionada y se dedicó entonces al estudio de la Teoría de Números. Entre 1804 y 1809 escribió a Gauss  una decena de cartas mostrándole sus investigaciones firmando como Monsieur Le Blanc. Gauss solo le contestaba cuando el motivo de las cartas estaba relacionado con sus propias investigaciones. En 1808 comunicó a Gauss  su más brillante descubrimiento en Teoría de Números: el teorema de Germain. Dicho teorema será el resultado más importante relacionado con el Último teorema de Fermat desde 1736 hasta la obra de Ernst Eduard Kummer. Con motivo de la conquista de Prusia por Napoleón, Sophie temió  por la vida de Gauss, recordaba la muerte de Arquímedes, y pidió a un general amigo de su familia, que velara por la seguridad del matemático. El militar contactó con Gauss y éste le dijo que no conocía a la srta. Germain. En la siguiente carta Sophie le confesó que ella era el señor Le Blanc. Gauss sorprendido al saberlo elogió su talento y su genio.

Las investigaciones de Sophie en Teoría de Números, sólo serán conocidas porque Legendre las menciona  en un artículo de 1823 que apareció en las "Memoires de L´Academy des Sciences y en su Teorie des Nombres de 1830.

 Sus investigaciones en la teoría de la elasticidad comienzan en 1809  por ser este el tema propuesto por la Academia de Ciencias de París para su premio extraordinario. A pesar de las lagunas de su formación, Sophie presentó una memoria a la Academia, pero su trabajo fue considerado incompleto e incorrecto, y el jurado decidió posponer dos años más el premio al haber sido el único trabajo presentado. En 1813 presentó la segunda memoria por la que obtuvo una mención de honor ya que sus deducciones teóricas explicaban los resultados experimentales.

En 1814 Poisson redactó un trabajo sobre el  tema de la elasticidad. Comenzó criticando el enfoque de los trabajos anteriores de Euler, Jacques Bernouilli y de la memoria anónima que el año anterior había recibido una mención de honor. Pero en este trabajo obtuvo una horrible ecuación, no lineal y además falsa, que por simplificaciones tramposas se convertía en la ecuación de la segunda memoria de Sophie. Sophie que no pudo leer este trabajo completo, sólo un resumen, al principio se desalentó pero al ver que Poisson usaba su ecuación se animó a continuar y presentó otro estudio en 1815.

Este tercer trabajo "Memoire sur les Vibrations des Surfaces", por el que se le concedió, al fin, el premio de la Academia, suponía una defensa de su hipótesis a la vez que un ataque al modelo laplaciano y a la teoría molecular que defendía Poisson. En dicho trabajo proponía implícitamente, un procedimiento integral para definir la curvatura en el espacio.

En 1821 publicó a su costa el "Recherches sur la teorie des surfaces elastiques" probablemente con objeto de pasar a la posteridad y que ningún colega se apropiara de sus resultados como había ocurrido con Poisson.

En 1828 publicó "Examen de los Principios de las Ciencias" en la que  intervenía en la polémica entre Poisson y Navier sobre la teoría de la elasticidad. En 1830 redactó dos trabajos, uno obre teoría de números, "Notes sur la manière dont se composent les valeurs de y et z dans la equation" y otro sobre la elasticidad . Además Sophie se interesaba por la filosofía, química, historia y geografía. Su ensayo filosófico " Considerations générales sur l´etat des sciences y des lettres aux differentes époques de leur culture" fue publicada en 1833 después de su muerte. Una de sus ideas originales fue identificar los procesos intelectuales de las ciencias y las letras e incluso de todas las actividades humanas.

Murió  de un cáncer el 27 de junio de 1831 en París. Muchos de sus manuscritos se los cedió  a su muerte a su gran amigo el matemático e historiador de la matemática Guglielmo Libri conde de Bagnano, por lo que en la Biblioteca Moreniana de Florencia, se encuentran más de 200 manuscritos de sus trabajos.


volver a biografías