Biografía:

 Gonzalo Moure Trenor nació en Valencia en 1951, pero reside en Asturias desde 1989. Su primera novela se publicó en 1991, Geránium, novela de Ciencia-Ficción y ecología pacifista, que figuró en la Lista de Honor del IBBY en 1994. Hoy ya es un escritor consagrado exclusivamente a la literatura, sobre todo a la infantil y juvenil. Su estilo es claro, clásico y agradable, de sabor intenso. Ha recibido el premio Gran Angular 2003 por su novela El síndrome de Mozart. En sus novelas, donde generalmente aparecen elementos reales y mágicos, abundan los planteamientos ecologistas y humanitarios con profundidad y variedad, que no deja pasivos a los jóvenes lectores. En 1995 obtuvo el premio Barco de Vapor y en 1999 el Premio Jaén de Narrativa Infantil y Juvenil con la novela ¡A la miérda la bicicleta!

Bibliografía:

El beso del Sahara

Los caballos de mi tío

Geranium

Lili, Libertad

El Oso que leía niños

Palabras de Caramelo

El Síndrome de Mozart

¡A la miérda la bicicleta!

Un loto en la nieve

Comentarios:

"Un loto en la nieve"

Este es un cuento que nace en los Picos de Europa, para ir a morir a las cumbres del Himalaya. Pocas veces, en apenas cien páginas, se recrea una idea tan nítida de conceptos tan abstractos y lejanos, como son la inmortalidad y la reencarnación; pero sería un error calificar este libro de místico, cuando precisamente lo interesante está en que el relato está contado desde el Pico Caramelo, a dos pasos de Cangas, y paralelamente, y al mismo tiempo, sin que resulte extraño, cuenta otra historia que ocurrió en Lhasa, durante la ocupación china del Tíbet, y de cómo se relacionan estas dos historias a través de textos tibetanos que Gonzalo Moure deja desprenderse entre ambas historias.

(Lúa Ordás)

El síndrome de Mozart

 Existe una infinidad de enfermedades desconocidas, aunque más desconocidas aún son las personas que las padecen. Tomy tiene problemas motores, de integración y de relación; invierte lo que normalmente entiendes por eso: una facilidad extraordinaria con los instrumentos musicales, una integración perfecta para reproducir la música, así como una gran sensibilidad a las emociones de las personas que le rodean. La sociedad no está preparada para admitir personas así, y de eso es de lo que trata este libro: de la empatía, la afinidad y la amistad entre Tomy e Irene; y la música será el nexo entre ambos, el lenguaje  común. Aparentemente, esta obra de Moure no tiene mucho que ver con Un loto en la nieve, y sin embargo… ese gusto por las relaciones casi intuitivas, más allá de las palabras, parece ser el punto fuerte del escritor.

(Lúa Ordás)