Lunes, 08 de Marzo de 2010 17:50

Reflexiones y estrategias para que padres y madres acerquen a los niños y niñas a los libros y a la lectura

Vota este articulo
(3 votos)

ganamos_altura1

 

Antes de comenzar a desgranar los contenidos del decálogo que sigue a estas líneas, convendría decir que un documento de este tipo es, sobre todo, una manera de promover o de propiciar la reflexión (en este caso en el seno de la familia) y quizás pueda ser también una fuente de sugerencias de acciones a llevar a cabo para promocionar la lectura, para acercarse a los libros, para apreciar la cultura.

Décalogo:

1.- Una familia comprometida con la lectura es aquella que anima a leer incluso antes de que su hijo o hija sepa leer. Proporcionar a niños y niñas libros bien ilustrados para que hojeen y se recreen mirando las imágenes es una buena manera de empezar a amar la lectura.
Los libros sin texto también se leen, es evidente. Las personas adultas podemos hacer de mediadores con los pequeños, pero también favorecer el que ellos y ellas interpreten lo que ven dibujado o fotografiado a su manera y que dialoguemos sobre esas interpretaciones. Un libro siempre es una oportunidad para la sorpresa.

2.- Es aquella que cuenta cuentos a sus hijos e hijas, les recita rimas y poesías, se las lee en voz alta y llena sus oídos de musicalidad y de magia.
A lo largo del día (y probablemente, unos días más que otros) hay algunos momentos especiales para que -desde los primeros meses o años - niños y niñas oigan las más hermosas palabras rimadas y cantadas; acompañadas de juegos con las manos y de cálida musicalidad. Para ello podemos utilizar libros que contienen retahílas, folklore infantil, letrillas, canciones, historias rimadas? y aprovechar las que nosotros conocemos, las que nos cantaron y contaron nuestros padres y madres, los abuelos y abuelas. Convertirnos en eslabones activos de la transmisión oral?

3.- Es aquella que da ejemplo leyendo libros, revistas, periódicos y permite que sus hijos e hijas los sorprendan frecuentemente con uno de ellos en las manos.
Reconociendo que nada es infalible y que ninguna práctica nos asegura el éxito, parece razonable pensar que si nuestros hijos e hijas nos sorprenden frecuentemente con material de lectura en nuestras manos, es posible que sientan una creciente curiosidad por saber qué guardan, qué contienen esos libros, revistas o periódicos?

4.- Es aquella que acompaña a sus hijos e hijas a visitar exposiciones, que asiste a funciones de títeres o teatro y a otros espectáculos culturales para ir afinando la sensibilidad y la imaginación de sus pequeños.
Es evidente que los caminos que conducen a la lectura y al libro son diversos y, en ocasiones, variopintos. Todo aquello que potencie y desarrolle la sensibilidad y la imaginación parece encaminado a ofrecer argumentos favorables para el acercamiento a todas las manifestaciones de la cultura y, por supuesto, al libro, a la lectura y a las bibliotecas.

5.- Es aquella que comparte y comenta las lecturas de sus hijos e hijas.
Desde que nuestros hijos e hijas son pequeños podemos hojear con ellos y leerles libros, haciendo distintas voces según sea el personaje que habla, abundando en gestos y expresividad y haciendo de la lectura un tiempo agradable y divertido. Es adecuado estar siempre dispuestos y dispuestas a abrirles un libro para ayudarles a desvelar su contenido y hablar y comentar cómo son, cómo se comportan, qué han hecho, qué podrían hacer quienes lo protagonizan.

6.- Es aquella que acompaña a sus hijos e hijas a los lugares donde están los libros - liberarías y bibliotecas- para mirar y seleccionar juntos y los anima a acudir a la biblioteca escolar del colegio.
Interesarse, acompañar y ayudar a elegir, orientando a las criaturas sobre lo más adecuado a su edad, a sus intereses. El padre y la madre pueden buscar previamente asesoramiento en el profesorado especializado, en las personas encargadas de la biblioteca, etc.

7.- Es aquella que fomenta y cuida la biblioteca familiar o personal y destina en su casa un espacio adecuado para ello.
Es una buena práctica, favorecedora del aprecio por los libros y la lectura, el hecho de formar, desde los primeros años, la biblioteca personal del niño o de la niña: un espacio de fácil acceso donde se irán colocando los libros regalados o comprados, pero también las revistas del colegio o los libritos que puedan ir haciendo en clase, álbumes de cromos y de fotos, etc.

8.- Es aquella que aprecia y lee, con sus hijos e hijas, las publicaciones que se hacen en el colegio.
Si el centro de enseñanza al que acuden nuestros hijos e hijas realiza publicaciones periódicas: monografías, revistas, libritos?, cuando llegan a nuestras casas esas publicaciones debemos tomarlas con interés y leérselas o leerlas y comentarlas con los pequeños.

9.- Es aquella que comprende que la compra de un libro no es algo excepcional , aunque en las fechas señaladas: cumpleaños, reyes, etc., no debe faltar, sino que lo considera parte de los gastos de educación de sus hijos e hijas.
Los libros son portadores de la fantasía, de los recuerdos, de la historia, de la cultura? Deben ser alimento cotidiano para el cerebro y no deberían faltar en la infancia de ningún niño, de ninguna niña.

10.- Es aquella que se ocupa de ver algunos programas de televisión, películas de vídeo, etc. con sus hijos e hijas y que, juntos, comentan y comparten la experiencia.


Nada lograremos oponiendo la lectura o los libros a los medios audiovisuales. Es preferible la estrategia de la convivencia a la del enfrentamiento (como en la vida). Por tanto, cuando podamos, veamos también los programas, las películas, los vídeos que ellos y ellas ven para poder intercambiar opiniones y contrastar pareceres o para poderles explicar determinadas escenas o situaciones que, a edades tempranas, es probable que no entiendan.

Bibliografía

- Folleto titulado Con la lectura ganamos altura. Orientaciones para una familia comprometida con la lectura. Gobierno de navarra, 2001. Este documento está basado en: CORONAS, M. La biblioteca escolar. Un espacio para leer, escribir y aprender. Pamplona, Gobierno de Navarra, 2000.
- CORONAS, M. Eligiendo senderos. Una selección bibliográfica. Huesca, Gobierno de Aragón, 2001.

Artículo escrito por: Mariano Coronas Cabrero. Fraga (Huesca)

Informacion adicional

  • Abareque Número: Anteriores

Añadir comentario


logo_apoyo

Innovación pedagógica
Sitio alojado en la sección de proyectos del servicio ofrecido por Educastur para el alojamiento de páginas web de los centros educativos asturianos

educastur hospedaje web

Logotipo_Consejera_de_Educacin_y_Cultura_del_Principado_de_Asturias._Alargado_escudo_arriba 
escudo-mecd
Cofinanciado por el MECD
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Copyright @bareque 2010. Todos los derechos reservados.

Pack creado por Joomla! Spanish 2008
Patrocinado por Web Empresa
Joomla! es un software libre publicado bajo la licencia GNU/GPL.