Martes, 08 de Mayo de 2012 17:52

Enfocando la lengua en Educación Secundaria

Vota este articulo
(0 votos)
IESMontevil

Concha Aliaga Bernabé, profesora del IES Montevil de Gijón, nos presenta 5 propuestas para trabajar la Lengua en Secundaria siguiendo principios basados en corrientes lingüísticas como la Pragmática, la Gramática textual o la Lingüística del discurso. 

El lenguaje es uno de los instrumentos más importantes para el ser humano en su quehacer diario. Unas veces lo usamos de manera coloquial, desenfadada, otras, de forma cuidada, tomando conciencia del estilo o del registro. Pero casi nunca nos planteamos cuál es la intención con la que lo utilizamos ni la interpretación que le damos. Este hecho, inconsciente y casi automático, es fundamental a la hora de comunicarnos, pero no ha sido tratado en la escuela de una manera sistematizada.

Las palabras significan cosas pero también a través de ellas intentamos conseguir cosas. La comunicación, por tanto, exige mucho más que intercambiar significados léxicos, morfológicos, sintácticos o semánticos, exige intercambiar actitudes, puntos de vista, valores, intenciones, etc. y, todo esto, dentro de un contexto comunicativo determinado y concreto.

Frente a la gramática tradicional, estudios lingüísticos más modernos, como la pragmática, la gramática textual o la lingüística del discurso, se centran precisamente en esto, en el uso que del lenguaje hace quien lo usa, en los procesos por los cuales creamos e interpretamos actos de habla en una situación concreta; en una palabra, se centran en la lengua en uso.

Tradicionalmente, en la escuela, el estudio de la lengua se ha centrado exclusivamente en su estructura, dejando fuera de este la lengua como acción. Se estudia el contexto lingüístico (frases anteriores y posteriores que dan significado completo al texto), pero no el contexto pragmático (gestos, actitud ante la comunicación, relación de los interlocutores, registro lingüístico utilizado, etc.) en el que se produce y que, aunque, de naturaleza no lingüística, tiene significado comunicativo.

Ante un enunciado como "¡Inés, qué bueno está este arroz!" debemos presuponer tres interpretaciones:

a) Está bueno porque hoy a Inés le ha salido perfecta la comida, ya que normalmente no le sale así. Le animamos para que siga intentándolo.
b) Está bueno porque Inés es una especialista cocinando arroz.
c) El arroz está soso y quemado e ironizamos con ello.

Será el contexto comunicativo el que nos señalará cuál es la interpretación y, por tanto, el enunciado correcto que debemos interpretar en ese acto de comunicación. Muchas veces lo que se quiere decir es diferente a lo que se dice, implica un significado adicional (implicatura de lo dicho, en palabras de Paul Grice) y es, entonces, cuando quien recibe el mensaje debe poner en marcha un proceso de razonamiento deductivo para llegar a una conclusión correcta, dejando a un lado las premisas no relevantes (enunciados incoherentes dentro del contexto en el que se da la comunicación).

Actividades de este estilo deben ser trabajadas en el aula de manera habitual para que el alumnado descubra la vinculación que existe entre el texto, entendido como conjunto de enunciados, y el contexto en el que se da, sea lingüístico o no. Junto a esto, debe asumir la importancia que tiene, en la creación del texto, la intencionalidad que el emisor quiere transmitir y la interpretación que de él hace el receptor. Este modo de ver y aprender la lengua debe tratarse de manera activa y práctica para que sea eficaz y asimilado por nuestro alumnado. Ejemplo de esta línea de estudio son las siguientes propuestas:

Propuesta 1. Proponemos a nuestro alumnado que piense en un enunciado que pueda tener diferentes significados según el contexto en el que se dé. Le pedimos que escriban, en una ficha, el enunciado, sus significados posibles y las diferentes interpretaciones en las distintas situaciones en que se puede producir. Después de hacer esta ficha, cada estudiante razonará qué relación tiene el enunciado propuesto y su uso e interpretación en las situaciones en las que se da.

Hacemos especial hincapié en explicar la ironía, el doble sentido del lenguaje y en la diferencia que hay entre lo que se quiere decir y lo que, verdaderamente, se comunica. Si la actividad se realiza en cursos superiores (3º-4º ESO) es conveniente trabajar la ficha completa, sin ayuda alguna; si es para 1º-2º ESO se pueden dar pistas sobre las posibles intenciones comunicativas del hablante para que el alumnado deduzca los significados posibles (implicaturas).

Propuesta 2. Para trabajar la ironía, el doble sentido y su función dentro de un contexto determinado (si el contexto es el idóneo o no para lo que queremos comunicar) un buen ejemplo es analizar el vídeo que seleccionamos a continuación y que nos permite relacionarlo, además, con un tema transversal tan importante para la adolescencia como es la prevención de drogodependencias y el (ab)uso del alcohol.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Nos centraremos en el tema y su relación con el contexto en el que se da (conocer las buenas ginebras para hacer un gin tonic como estudio universitario/contexto docente académico). Como observamos, el tema no es, en absoluto, adecuado al contexto académico y, menos, cuando la emisora del mensaje es una profesora inglesa que, con un registro culto y una entonación perfecta, nos comunica el mensaje. El tema del vídeo es muy atractivo para el alumnado, les llama mucho la atención porque rompe sus esquemas mentales al tratarse de estudios universitarios para conocer un tipo de bebida. Este vídeo se puede cambiar por otros, de naturaleza diferente, pero la línea de la propuesta es la siguiente: el alumnado debe entender el porqué de los dobles sentidos, la ironía y la importancia que un contexto pragmático tiene para que el mensaje sea adecuado o no.

Propuesta 3. Consiste en señalar posibles intenciones comunicativas de los siguientes enunciados:
• Agua, por favor.
• ¡Qué simpático, el chico!
• ¡Venga, vámonos!
• El cerdo de Juan.
• Es un lince.

Cuando se han inferido las posibles interpretaciones de los enunciados, cada alumno y cada alumna elige un ejemplo, crea un texto y expone brevemente, ante la clase, sus ideas sobre las diferentes interpretaciones del ejemplo, según el contexto comunicativo en el que se dé.

Propuesta 4. Una correcta interpretación del texto exige conocer con precisión quién lo emite, qué quiere comunicar y a quién va destinado. Este cuadro reproduce tres enunciados de un mismo texto y explica algunas características del tipo de emisor que aparece. A partir de aquí, el receptor-destinatario pone en juego una serie de inferencias que le posibilitan la interpretación correcta del mensaje a través de elementos que indican la presencia o no del emisor en el texto, como modalizadores, deixis personal, verbos valorativos, etc. y que le serán de gran ayuda en el conocimiento del mensaje.

El texto también proporciona informaciones dirigidas a quien lo recibe y que quienes usamos la lengua interpretamos automáticamente. Podemos proponer que justifiquen cómo se obtienen, en el texto, las informaciones sobre el destinatario en estos ejemplos. Esta actividad funciona muy bien en 1º-2º de ESO ya que, en estos cursos, hay muchos alumnos y alumnas que todavía no tienen muy clara la presencia del sujeto hablante y del receptor en el texto, de por qué se utiliza el singular o el plural. Al trabajar por fragmentos en los que hay diferentes personas gramaticales, sobre todo de número, relacionamos los contenidos de deixis personal (visión textual) con la explicación de los verbos (visión tradicional), con lo que el alumnado observa, de una manera mucho más directa, la importancia del uso de las personas gramaticales en lo que se quiere transmitir y de cómo el emisor entabla una relación directa o indirecta con el receptor-destinatario del mensaje. El alumnado debe asumir la importancia que tiene en la comunicación la intencionalidad (yo quiero comunicar algo a alguien) y la interpretación del mensaje (un mensaje mal contextualizado nos puede llevar a un error de significación ya que lo malinterpretamos) y ser consciente de que, en este proceso comunicativo, los elementos lingüísticos son fundamentales y necesarios.

Como se puede observar, se trabajan a la par elementos pragmáticos y gramaticales, pero al hacerlo con ejemplos prácticos, de la vida cotidiana, con enunciados y no con oraciones aisladas, es mucho más fácil para el alumnado entenderlos, aprehenderlos e interpretar su significado. Esta propuesta permite que algo abstracto (las personas gramaticales y su uso dentro de un acto de comunicación) se convierta en algo real (usamos una persona y un número concretos porque queremos comunicar).

Propuesta 5. A la hora de trabajar la lengua como acción, como algo dinámico, debemos verla como conjunto, por lo que es interesante crear actividades o ejemplos que engloben varios puntos, interrelacionen contenidos y conceptos. Un ejemplo de ese trabajo de interrelación lingüística y pragmática es este análisis de una conversación grabada en 1º ESO del IES Montevil de Gijón, cuyo tema es el cambio de fecha de un examen porque dos alumnas participan en un campeonato deportivo que les coincide con el día del examen:

Dim lights Embed Embed this video on your site

El alumnado recibe esta información para poder llevar a cabo su propio análisis.

Y aquí se puede leer el resultado del análisis realizado tras dividir la clase en tres grupos. Cada uno escribe un texto expositivo-argumentativo en el que se sintetizan las conclusiones a las que se ha llegado. Posteriormente, cada grupo expone oralmente sus ideas y son los compañeros y compañeras de los otros grupos quienes hacen una valoración crítica sobre la exposición.

Es interesante llevar a cabo este análisis con diferentes tipos de textos orales, de naturaleza diversa, con el fin de que el alumnado tenga una visión amplia de la diversidad de la lengua. Como ejemplo proponemos:

  • Conversación informal entre adolescentes:

Dim lights Embed Embed this video on your site

  • Entrevista a Juan Ramón Lucas:

Dim lights Embed Embed this video on your site

  • Disculpas del Rey Juan Carlos a los españoles por el safari en África en tiempo de crisis:

Dim lights Embed Embed this video on your site

Al trabajar tres textos orales distintos, podemos hacer hincapié en las diferencias que se observan en ellos, dependiendo de la intencionalidad comunicativa de quien emite el discurso, del contexto en el que se produce cada uno y de la interpretación que le damos. Al escribir y completar una tabla con cada uno de los textos, la visualización, el análisis y la interpretación es mucho más objetiva y más práctica para el alumnado ya que las referencias que han ido anotando se conforman como un esquema mental que les ayuda a crearse una opinión propia de lo que son los textos orales y la tipología que pueden utilizar para comunicarse.

Es un trabajo muy completo ya que engloba los diferentes aspectos de la comunicación oral; nos sirve para hacer un estudio global de la lengua en acción, para observar cómo la lengua se adecua a las circunstancias en las que se da y a los interlocutores y para ver cómo interaccionan y se comunican entre sí. También, a nivel lingüístico, se puede trabajar el tipo de registro utilizado (coloquial, formal, vulgar), si hay una variedad geográfica concreta que alguno de los participantes utiliza, el tipo de léxico, oraciones utilizadas, etc.

Tareas como estas nos abren caminos para trabajar la lengua como algo dinámico y en movimiento, como interactividad que se caracteriza por ser intencional y depender de unas circunstancias concretas en las que se produce. No pretendemos rechazar los estudios tradicionales de la lengua, sino unirlos a una nueva forma de ver la lengua, porque al tratarla desde esta perspectiva se hace más cercana a la realidad social en la que vivimos y en la que interactuamos.

Para saber más:

  • Escandell, Mª Victoria, Introducción a la pragmática. Barcelona, Ariel lingüística. 2006. (2ª edición).
  • Reyes, Graciela, El abecé de la pragmática. Madrid, Arcos libros, 2003.
  • Reyes, Graciela, La pragmática lingüística. El estudio del uso del lenguaje. Barcelona, Montesinos, 1994.
  • Reyes, Graciela, Ejercicios de pragmática (I Y II). Madrid, Arco libros, 2000.
  • Van Dijk, T. A., La ciencia del texto. Barcelona, Paidós, 1983
  • Lomas, Carlos; Osoro, Andrés y Tusón, Amparo, Ciencias del lenguaje, competencia, comunicativa y enseñanza de la lengua. [Consulta 9 mayo 2012]

Otros enlaces de interés:

Aula de letras (Universidad de Granada)

Un taller de expresión oral (Universidad de Valencia)

 

Artículo escrito por: Concha Aliaga Bernabé. IES Montevil. Gijón

Añadir comentario


logo_apoyo

Innovación pedagógica

Destacado

leer_esp
Sitio alojado en la sección de proyectos del servicio ofrecido por Educastur para el alojamiento de páginas web de los centros educativos asturianos

educastur hospedaje web

Logo de la Consejería de Educación y Ciencia Cofinanciado por el MEC
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Copyright @bareque 2010. Todos los derechos reservados.

Pack creado por Joomla! Spanish 2008
Patrocinado por Web Empresa
Joomla! es un software libre publicado bajo la licencia GNU/GPL.