EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA 

 

MODELO :

En este centro se opta por un modelo de evaluación psicopedagógica en colaboración y centrado en los procesos. Este planteamiento empieza desterrando el halo de pretendida magia del psicopedagogo y opta por reconocer implícitamente sus limitaciones, al solicitar de forma clara la colaboración del resto de los profesores, desde el mismo inicio de la evaluación psicopedagógica. El papel del equipo educativo va a ser importantísimo, tanto en la evaluación de las dificultades, como en las decisiones sobre las estrategias para dar respuestas adecuadas. Interesa, prioritariamente, el aquí y ahora con todas las variables que, de una u otra manera, están incidiendo en esta situación problemática. Interesa analizar el proceso de aprendizaje - enseñanza en sentido global y contextual.

 DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA:

Se sigue la orden del 14 de febrero de 1.996 por la que se regula el procedimiento para la realización de la evaluación psicopedagógica.

Se entiende la evaluación psicopedagógica como un proceso de recogida, análisis y valoración de la información relevante sobre los distintos elementos que intervienen en el proceso de enseñanza y aprendizaje, para identificar las necesidades educativas de determinados alumnos que presentan o pueden presentar desajustes en su desarrollo personal y/o académico, y para fundamentar y concretar las decisiones respecto a la propuesta curricular y al tipo de ayudas que aquellos pueden precisar para progresar en el desarrollo de las distintas capacidades.

La evaluación psicopedagógica, aunque se origina a partir de las necesidades particulares de determinados alumnos, habrá de contribuir a la mejora de la calidad de la institución escolar y, en definitiva, de las condiciones educativas en las que se dan las situaciones individuales.

La evaluación psicopedagógica habrá de basarse en la interacción del alumno/a con los contenidos y materiales de aprendizaje, con el profesor, con sus compañeros en el contexto del aula y en el centro escolar, y con la familia.

La evaluación psicopedagógica habrá de reunir la información del alumno y su contexto familiar y escolar que resulte relevante para ajustar la respuesta educativa a sus necesidades:

1.- Del alumno:

Condiciones personales de discapacidad o sobredotación, historia educativa y escolar, competencia curricular y estilo de aprendizaje.

2.- Del contexto escolar:

Análisis de las características de la intervención educativa, de las características y relaciones que se establecen en el grupo - clase, así como de la organización de la respuesta educativa.

3.- Del contexto familiar:

Características de la familia y de su entorno, expectativas de los padres y posibilidades de cooperación en el desarrollo del programa de atención educativa en el seno familiar.

La evaluación psicopedagógica constituye una labor interdisciplinar que transciende los propios límites del departamento de orientación y, en consecuencia, incorpora la participación de los profesionales que actúan directamente en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Las técnicas e instrumentos utilizados en la evaluación psicopedagógica serán variados: observación, protocolos para la evaluación de las competencias curriculares, los cuestionarios, las pruebas psicopedagógicas, las entrevistas y la revisión de los trabajos escolares. En todo caso, se asegurará que los instrumentos utilizados y la interpretación de la información obtenida sean coherentes con la concepción interactiva y contextual del desarrollo y del aprendizaje.