Imprima esta página

Disfemias

La disfemia es una alteración de la fluidez verbal. Es un trastorno del que hay referencias desde siempre en la historia de la humanidad y que se da en todas las lenguas y culturas. Su evolución es variable al igual que sus manifestaciones y podemos decir que es un trastorno mal conocido del que hay múltiples explicaciones y teorías; así como variados procedimientos y técnicas de tratamiento. Además existe una importante variedad entre los sujetos tartamudos en cuanto a la forma de manifestarse y los intentos de solución.

DEFINICIÓN

Hay múltiples definiciones de la disfemia. Nosotros recogemos la del CIE-IO (Clasificación Internacional de los Trastornos Mentales y del Comportamiento-O.M.S.):

"Trastorno del habla caracterizado por la frecuente repetición o
prolongación de los sonidos, sílabas o palabras o por frecuentes dudas o
pausas que interrumpen el flujo rítmico del habla".

Algunos autores hablan de disfemia, como nombre del trastorno y tartamudez como forma peculiar del habla.


ETIOLOGÍA:

  • Herencia.
  • Sexo: 75 % de varones.
  • Trastornos de la lateralización: Parece que existe una relación entre la tartamudez y los sujetos zurdos, pero sobre todo sobre los mal lateralizados.
  • Trastornos neurológicos.
  • Trastornos en la estructuración temporo-espacial: Cualquier disfunción en la adquisición de la dominancia y de la motricidad que conducen a la organización del espacio, cualquier alteración en la organización temporal que afectaría al ritmo, podrían considerarse causas para la tartamudez.
  • Alteraciones lingüísticas: Señalemos que no existe una correlación cusa-efecto entre desarrollo del lenguaje y alteración en la fluidez verbal. Sin embargo, se acepta el hecho de que la mayoría de los niños y niñas disfémicos han tenido dificultades en la estructuración sintáctica, la adquisición semántica y las primeras articulaciones de los fonemas.
  • Alteraciones psicológicas.

 TIPOS DE DISFEMIA

Existen numerosas clasificaciones de tartamudez siguiendo varios criterios, nosotros hemos considerado la referente al tipo de errores:

DISFEMIA CLÓNICA: Repetición compulsiva de sílabas o palabras.
DISFEMIA TÓNICA: Inmovilización o espasmos musculares que producen en la interrupciones o habla entrecortada.
DISFEMIA TONOCLÓNICA O MIXTA: Confluencia de ambos aspectos. Puede predominar una sobre otra.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

TARTAMUDEO FISIOLÓGICO: Se producen detecciones y retenciones de
vocablos pero hay ausencia de bloqueos y otros síntomas asociados. Se trata de un
fenómeno normal en la evolución de la adquisición del lenguaje.

RETRASO EVOLUTIVO DEL LENGUAJE: Hay un habla discontinua, con pausas
y repeticiones de palabras derivadas de una insuficiencia lingüo-especulativa que
dificulta la formulación del pensamiento en lenguaje.

TRASTORNOS NEUROLÓGICOS QUE CURSAN CON ALTERACIONES DE
LA FLUIDEZ VERBAL; tales como:

Habla aprosódica: habla monótona, con temblor fonético y silabeo.
Parkinson u otras enfermedades extrapiramidales: se da repetición de sílabas.
Síndromes cerebelosos: se produce un habla dificultosa.
Corea de Huntington: se produce una alteración de la intensidad y el ritmo de
habla.
Enfermedad de Wilson: habla con vacilaciones y bloqueos asociada a
vocalizaciones explosivas.
Lesiones del córtex motor o subcórtex o la palilalia -repetición involuntaria de
sílabas, palabras o frases- del síndrome pseudo bulbar.

TAQUIFEMIA: Es un trastorno, tanto del procesamiento del habla como del lenguaje, que se caracteriza por un habla rápida, disrítmica, desorganizada y frecuentemente con errores de articulación.

OTROS TRASTORNOS DE LA FLUIDEZ

• Taquifemia: habla con rapidez y síntomas tono-clónicos.
• Taquilalia: ritmo rápido.
• Bradilalia: ritmo lento
• Tartajofemia: habla lenta con torpeza y síntomas tono-clónicos
• Palilalia: repetición involuntaria de sílabas, palabras o frases, parkinson.
• Farfulleo: desestructuración temporal de la frase, de la palabra con omisión de sílabas o fonemas y con una articulación imprecisa.
• Disritmias: anomalías en el ritmo.
 

EVOLUCIÓN DE LA DISFEMIA

INICIAL: Podría comenzar en tomo a los tres años junto a la evolución de la
estructuración sintáctica. Se caracterizaría por cortes, detenciones, repeticiones
relacionadas con el manejo dificultoso del lenguaje. Puede tratarse de un episodio
normal.

EPISÓDICA: A partir de los cinco años pueden aparecer episodios de tartamudeo que alteran la fluidez verbal. Es importante la actitud de los agentes sociales (padres,
profesores, etc.) en el sentido de no condicionar respuestas de ansiedad.

TARTAMUDEZ EN SÍ MISMA: Después de los diez años. La toma de conciencia del sujeto es mayor y a además de los problemas de fluidez pueden aparecer intentos de solución que agravan y mantienen el problema.


SÍNTOMAS

Manifestaciones lingüísticas:

Uso de “muletillas” verbales.
Perífrasis y lenguaje redundante.
Alteraciones sintácticas y frases incompletas.
Abuso de sinónimos.
Discurso sin coherencia.
Desorganización entre pensamiento y lenguaje.

Manifestaciones conductuales:

Mutismo e inhibición temporales.
Retraimiento y logofobia.
Reacciones de angustia y ansiedad a la hora de comunicarse.
Reacciones anormales e inmadurez afectiva.
A veces, se da una aceptación de su tartamudeo, sin apenas influencia en su personalidad.

Manifestaciones corporales:

Tics.
Sincinesias corporales.
Espasmos y rigidez facial.
Hipertensión muscular.
Alteración fono respiratoria funcional.
Respuestas psicogalvánicas (sudoración excesiva, enrojecimiento, etc...)