Respetar y ser respetado: comprender e interiorizar las normas    

En todos los ámbitos de la sociedad hay normas que organizan las relaciones entre las personas. A veces son normas escritas, incluso leyes. Un buen ejemplo son las que regulan las relaciones entre autores y usuarios de creaciones culturales ¿Cuáles son estas normas? ¿Cómo nos afectan? ¿Cómo están presentes en nuestra vida? Vamos a reflexionar sobre ello.

Educar en el respeto

Cuando hablamos de compromiso cívico, el concepto fundamental que debemos tener en mente es el respeto. Las relaciones humanas se basan en el reconocimiento y respeto mutuo que facilita la convivencia y nos permite vivir en sociedad.

Respetar y ser respetado es uno de los principios que rigen las relaciones humanas.

En este sentido, el respeto debe ser integral y esto significa que debe darse en todos los ámbitos de la vida. De este modo, construimos un marco de convivencia en el que el compromiso y la responsabilidad de cada persona en el respeto a los otros nos ayude a construir la vida en sociedad. Por eso, hay dos cuestiones que nos ayudan a comprender la importancia de las normas en este contexto:

Vivir en sociedad: el papel de las normas

Las personas vivimos en sociedad y para ello debemos seguir unas normas que están basadas en una combinación de derechos y deberes. Estas normas nos permiten convivir y organizan las relaciones entre las personas en cualquier ámbito de la vida cotidiana. Veamos algunas definiciones que se han dado del concepto de normas.

RaeSi consultamos el diccionario de la RAE (Real Academia Española de la Lengua) la primera acepción que encontramos es la siguiente:  "Regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etc." (Definición de norma en RAE.es)

También los educadores, los filósofos o los sociologos se han ocupado de la materia. Juan Delval, un psicologo relevante en nuestro país que estudia como los niños se aproximan a la idea de norma social, las define así:

Las normas son una manifestación importante de la vida social y una manifestación de la solidaridad del grupo. Son instrucciones que orientan nuestra conducta y nos dicen qué debemos hacer y cómo podemos proceder en situaciones determinadas. El valor de estas reglas está en que realmente sirvan para el propósito que están concebidas. (Juan Delval, 1994)

Normas morales y normas jurídicas

Pero no todas las normas son iguales. Por una parte existen las normas morales que seguimos en nuestra vida cotidiana. No vienen impuestas ni están expresadas explícitamente, sino que son las reglas que nosotros mismos decidimos seguir para guiar nuestras actitudes.

El respeto mutuo es una norma moral que facilita la convivencia en sociedad

Muchas de estas normas son convencionales y surgen porque las personas se han puesto de acuerdo entre ellas, pero podrían haber sido de otra manera.

Un ejemplo de estas normas puede ser el siguiente. Si un padre no permite a su hijo ver películas en las que aparece la sugerencia ‘no recomendada para menores de 18 años’, está siguiendo una norma moral, cuyo cumplimiento o incumplimiento carece de consecuencias.

Pero también existen normas jurídicas, que pueden tener forma de leyes o reglamentos: Estas normas, a diferencia de las normas morales, están formuladas explícitamente y expresan lo que está permitido o prohibido en un contexto concreto.Este tipo de normas se definen así: 

La norma jurídica es una regla u ordenación del comportamiento humano dictado por autoridad competente de acuerdo a un criterio de valor y cuyo incumplimiento trae aparejado una sanción. Las leyes imponen deberes y confieren derechos.

Si regresamos al Diccionario de la RAE, las acepciones del término Ley que más se ajustan al tema que nos ocupa son las siguientes:

1. Regla y norma constante e invariable de las cosas, nacida de la causa primera o de las cualidades y condiciones de las mismas.

3. Precepto dictado por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia y para el bien de los gobernados.

4. En el régimen constitucional, disposición votada por las Cortes y sancionada por el Jefe del Estado.

Vemos cómo la palabra ley tiene múltiples significados, algunos muy específicos, pero hay tres características que nos ayudan comprender en qué se diferencian de las normas morales:

Como ejemplo, comprar o descargar CDs de música originales es una norma moral que decidimos seguir por respeto al trabajo de los artistas que nos gustan, pero también responde a una norma jurídica, en varios aspectos: a) en la ley de propiedad intelectual se protegen los derechos patrimoniales de una obra por parte del autor (Art. 18-21. TRLPI), y b) el derecho sanciona también a quien lo incumple (Circular de la Fiscalía 1/2006).

Las normas jurídicas en la vida cotidiana

Las normas jurídicas están tan presentes en diversas situaciones cotidianas que a veces pueden pasar inadvertidas. Veamos algunos ejemplos relacionados con la Propiedad Intelectual:

Un caso muy habitual es el ‘ACUERDO DE LICENCIA’ que debemos aceptar siempre antes de instalar un programa informático en nuestro ordenador, o al crear una una cuenta de correo electrónico. Con este ejemplo, podemos ver cómo hay momentos en los que los propios autores nos informan sobre las condiciones de uso de una creación. Después, es nuestra obligación y responsabilidad el seguirlas, ya que nos hemos comprometido a ello.

En el supuesto anterior, aunque prestemos más o menos atención al navegar por las diferentes cuadros de diálogo que aparecen en pantalla, las reglas de uso de una obra son explícitas, es decir, necesariamente las vemos al instalar un programa de ordenador; de hecho, si queremos instalar el programa debemos aceptar esa licencia para continuar con el proceso. Sin embargo, hay otros ejemplos que a veces nos pueden pasar inadvertidos.

Es el caso de los libros, donde también aparecen advertencias como estas en las páginas iniciales, junto a otros datos editoriales y legales que regulan el uso que podemos hacer de esa obra.

Las normas forman parte de nuestras vidas. Hay normas morales que decidimos seguir como una manifestación de carácter civilizado y respeto a los otros, y normas jurídicas contenidas en la legislación y publicadas en el Boletín Oficial del Estado que debemos aceptar y respetar de forma necesaria.

Top | Glosario | Mapa Conceptual Contenidos nº 1 | Mapa Conceptual Contenidos nº 2     Créditos | LBM Diseño Web